Fukuro no mori

En Japón se ha puesto de moda los neko café, locales en los que los clientes pueden tomar algo mientras acarician animales de todo tipo en el local: perros, gatos, incluso conejos.

neko

El último en sumarse a esta tendencia es el Fukuro no mori (Bosque de búhos, en japonés), un local situado en Hiratsuka, en las cercanías de Tokio, donde los clientes disfrutar de un café mientras acarician a los diez búhos que ha criado el dueño de este peculiar establecimiento.

mapa

En Fukuro nomori cobran a aquellos que quieran probar la experiencia de acariciar unos búhos por 1.080 yenes (7,80 euros) por una hora,   incluyendo una bebida.

buhos2

Curiosamente, su dueño era taxista y decidió dejarlo cuando comenzó a criar estos animales ayudado de una incubadora. Os dejo un vídeo para que os hagáis una idea de cómo sería la experiencia de estar ahí.

 

 

1 Comment

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*