Brujas

Situada en el noroeste de Bélgica, es la capital de la provincia de Flandes Occidental, a 90 km de Bruselas (1 hora en tren). Brujas fue fundada en el siglo XI alrededor de una fortaleza del siglo IX. Hasta el siglo XV,  fue una de las ciudades más prósperas del continente. Con una red de canales, ha sido muchas veces comparada con Venecia. Cabe destacar que el su nombre (Brugge), en flamenco es el plural de la palabra puente (Brug),  debido a la gran cantidad de puentes que en ella existen. Además, su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000. Es la ciudad más visitada de todo Bélgica y no es de extrañar porque realmente es de cuento.

mapa

En la céntrica plaza de Burg encontramos el Ayuntamiento de la ciudad (Stadhuis), de estilo gótico, construido entre el siglo XIV y el XV, siendo el ayuntamiento más antiguo de todo Bélgica.

ayuntamiento

Junto al Ayuntamiento se encuentra la Basílica de la Santa Sangre,  que está formada por dos iglesias: la de San Basilio del siglo XII y otra ubicada en el piso superior de los siglos XV y XVI. En esta última se venera una reliquia de la Sangre de Cristo que, según cuenta la leyenda, fue traída a Brujas por el Conde de Flandes Diederik van de Elzas, quien la habría conseguido a través de un patriarca de Jerusalén.

santa sangre

Si seguimos por la calle Breidelstraat, llegamos a la plaza más destacada de Brujas, Grote  Markt (Plaza Mayor), en la que destaca la Torre Campario Belford, con 47 campanas, 84 metros de altura y 366 escalones, lo que hace que tengamos desde arriba una bonita panorámica de la ciudad. Las leyes y normas de Brujas, conocidas como “Hallegeboden”, se proclamaban desde el balcón ante los ciudadanos que eran convocados a través del sonido de las campanas. Además, allí se guardaban los archivos municipales y, a pesar de que un incendio los destruyó en 1280, aún se conservan algunos documentos.

torre belfort

En esta misma plaza y justo encima de la oficina de turismo, se encuentra Develorium Gran Beer Café, una interesante cervecería con vistas a la plaza (justo donde las banderas veréis a la gente sentada).

develorium

Es la plaza más animada de la ciudad, donde se concentran muchos cafés y restaurantes. A nosotros nos pilló el mercado de navidad así que decidí tomarme un vino caliente para quitarme el frío.

markt

markt2

Como buenos belgas que son en Brujas tienen un museo dedicado al chocolate, Choco-Story y otro a la patata frita, Frietmuseum. Si bien el origen de la patata frita es motivo de controversia, los belgas aseguran que nació en la región de Namur, en el sur del país. Como curiosidad, os diré que los belgas fríen las patatas dos veces: una a fuego lento para que se hagan por dentro y otra con el fuego más fuerte para que queden doradas y crujientes por fuera. Sea como sea y vengan de donde vengan, están deliciosas.

chocolate

patata

patatas fritas

Si por algo destaca Brujas es por sus canales, entre los que destaca el canal Dijver en el cual se encuentra el muelle del Rosario, donde verás a la gente sentada esperando a que le toque dar el paseo por los canales.

dijver

dijver2

muelle del rosario

Muy cerca de allí se encuentra el Puente de San Bonifacio, un coqueto puente de piedra que une la Iglesia de Nuestra Señora (Onze-Lieve Vrouwekerk),  con el pequeño y tranquilo parque Hof Arents.

san bonifacio

san bonifacio2

canal

La Iglesia de Nuestra Señora (Onze-Lieve Vrouwekerk), uno de los monumentos más visitados de la ciudad. Con una torre de 122 metros de altura (la tercera torre de ladrillo más alta del mundo). En el interior tiene una hermosa estructura de mármol conocida como la Madonna de Brujas, realizada por Miguel Ángel en el año 1504.

iglesia de nuestra señora

madonna

El Parque Hof Arents, unos rincones menos conocidos de la ciudad. El parque está dedicado a los cuatro jinetes del Apocalipsis, de donde toma su nombre.

hof arents

Muy cerca de allí se encuentra otro rincón más desconocido para el turista, Stoofstraat, una antigua zona de burdeles.

La Catedral de San Salvador (Sint-Salvatorskerk). Se construyó en el siglo IX como una pequeña capilla de estilo románico, cuando la sede del Obispo de Brujas y el edificio religioso más importante de la ciudad era la catedral de San Donato, situada frente al Ayuntamiento.

catedral

En el centro de Brujas se encuentra la única cervecería de la ciudad, la cervecería de la media luna (De Halve Maan). Las dos variedades más famosas que fabrican son la Straffe Hendrik y la Brugse Zot.

media luna

loco de brujas

Para los más románticos, es Brujas existe el Lago del Amor (Minnewater), el cual está lleno de cisnes. Sobre el lago hay varias leyendas. La más romántica cuenta que la joven doncella Minna huyó de su padre que quería casarla con un noble de alta posición para reunirse con su verdadero amor, el joven Stromberg quien, tras buscarla desesperadamente, la encontró muerta en el lago y decidió enterrarla en el mismo separando las propias aguas.

lago del amor

Justo detrás del parque se encuentra el Beaterio (Begijnhof), un lugar donde vivían religiosas similares a las monjas que han aceptado los votos de pureza pero no los de pobreza, y que prefieren ganarse la vida por sí mismas a través del bordado de encajes y el cuidado de enfermos. Desde 1937, la mayoría de las casas del siglo XVII del Begijnhof se han utilizado como hogar de las monjas benedictinas del monasterio de Wijngaard. Begijnhof está abierto de manera permanente y la entrada es gratuita, pero no se permite hacer ningún tipo de ruido.

beaterio

Si os gustan los museos no os perdais el Museo Groeninge (el museo de Bellas Artes más famoso de Brujas) y Gruuthusemuseum (Palacio de los Señores de Gruuthuse. En el siglo XV, los Gruuthuse fue una de las familias más importantes en Brujas. En 1955 fue convertido en un museo sobre la ciudad de Brujas).

Y, pos supuesto, no iros de Brujas sin probar los cofres y el chocolate!! Una de las calles con más sitios es MariaStraat, donde paramos a comprar unos deliciosos gofres con chocolate.

mariastraat

gofre

Algo alejado del centro está Kruisvest, un parque muy bonito en el que encontrarás cuatro molinos de viento.  El más importante se llama Sint-Janshuismolen y data de finales del siglo XVIII. Es un molino que todavía está en funcionamiento y que se puede visitar por 2 euros.

molino

Para comer, Cafetería Klein Venetie, Beerwall, Hashtag Food, Vero Caffe, Books & Brunch, Lizzie’s Wafels, Bistro Den Huzaar y Le Chef et Moi.

Para dormir, Hotel Prinsenhof Bruges, Academie Hotel, Hotel Navarra, Hotel Ter Duinen, Hotel Jan Brito, Calis B&B, Sint Niklaas B&B, Double Door B&B, Brugge B&B, y St Christopher’s Inn Hostel at The Bauhau.

Si podeis acercaros a Damme, está a menos de 10 km y según me han contado es preciosa. Se accede en barco desde el muelle de Noorweegsekaai. Nosotros tuvimos un contratiempo y no pudimos hacer noche en Brujas. Por cierto, nunca digáis en mitad de un viaje aquello de “que bien, no estamos teniendo ningún contratiempo”, porque al día siguiente os podéis encontrar con una huelga de trenes en todo Bélgica 😉

 Idioma: flamenco

Moneda: euro

Zona horaria: misma que España

4 Comentarios

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*