Consejos para ir de bares con el perro

encerradaLos que tenemos perro nos enfrentamos al eterno dilema cuando nos vamos de casa: “¿me lo llevo o lo dejo en casa?” Mi consejo es llevarlo siempre que se pueda, ¿quién puede resistirse a esa carita de pena? Por desgracia, en España no tenemos mucha cultura de salir con el perro, porque en muchos bares nuestros amigos peludos no son admitidos. Cuando llegué a Barcelona me llamó la atención la cantidad de sitios donde admiten perros, incluso en supermercados, me sorprendió y me gustó porque, si educas bien tu perro ¿porqué no va a ir donde vayas tú? Os dejo unos consejos para que todo vaya sobre ruedas:

1. Llevarlo limpio. No es necesario que lleve perfume y eso pero al menos que no esté manchado. ¿Cuántas veces habeis llevado al perro al parque y se ha manchado después de revolcarse en el césped? Lochi no falla.

2. Darle de comer antes de salir. Vale, sabemos que aún así va a reclamar comida, sobre todo si es de humanos, pero al menos le quitará la ansiedad de estar hambriento.

3. Llevar su bebedero. Yo siempre llevo un cuenco metálico pequeño, que ayuda a que el agua esté fresquera incluso en verano. Eso de echarse agua en la mano para que el perro beba no me parece de lo más higiénico.

4. Cansarlo. Si ha andado antes, incluso corrido cuando llegue al bar lo que querrá es tumbarse a descansar.

bar25. No subirlo en la silla. Primero porque te va a manchar la ropa y segundo porque igual los camareros se enfadan. Mejor tenerlo debajo de nuestra silla o mesa y atado en corto (sin ahogarlo, claro), para que nadie tropiece con él.

6. No darle de comer de nuestra comida. Sería lo ideal, pero lo normal es que el perro lo intente. Yo lo que hago es que le doy un trozo de pan para que se entretenga.

7. Busca una mesa estratégica. Intenta no ponerte en el centro del local ni en un lugar de paso, así te ahorras discutir con los que no le gustan los perros.

8. No soltarlo. Aunque tu perro sea bueno y tranquilo, igual otro perro del local no lo es y puede haber pelea. Más vale prevenir que lamentar.

 Con estos pequeños consejos, si el perro está educado y no ladra ni muerde, podéis salir con él sin ningún problema. Además, dentro de poco llega el buen tiempo y con ello la época de las terrazas, una época perfecta para que vuestro perro os acompañe a los bares.

2 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*