¿Es mejor viajar solo o acompañado?

A muchos viajeros les sigue dando reparo viajar solos, incluso hay gente que es incapaz de sentarse en un bar a tomarse un café sino tiene quién lo acompañe. Yo si tuviera que esperar a estar acompañada para tomar un café o lo que sea, me pasaría muchas horas sin salir al mundo. Por suerte, cada vez son más los que se “atreven” a hacerlo. Si quieres ir a un sitio, ve, ¿porqué perderte conocer algo porque los demás no puedan ir contigo? Partiendo de la base del “mejor solo que mal acompañado”, todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

VIAJAR ACOMPAÑADO

Las ventajas son claras

– Siempre tienes con quien hablar. Imagina que tienes que pasar 4 horas para coger el próximo tren. Si estás con alguien, ya no tienes que tirar de megas de internet para entretenerte.

– Te da más seguridad. Sobre todo a nosotras las mujeres. Aún en el siglo en el que estamos tendemos a pensar que si vamos acompañadas de un hombre, tenemos menos posibilidades de que nos pasen cosas. Yo opino que según el tío, hay algunos que se esconderían detrás de una mujer llegado el momento de peligro.

– 4 ojos ven más que 2. Has apuntado un par de sitios para ver y cuando llegas a la zona que te indica el mapa no lo ves por más que miras. De pronto, tu acompañante te dice: “¿No es eso lo que estabas buscando?” Si llegas a ir tu sola no lo hubieras visto, o hubieras tardado más en encontrarlo.

familia

– Puedes “mandar” a la otra persona a hacer lo que no quieres. Suena fatal, os lo explico. Te has enterado por un blog de que existe un trozo del muro de Berlín en un parque de Bruselas, al llegar al parque, como no lo ves decides preguntar. Si vas con alguien, puedes decirle a la otra persona que pregunte por ti, porque sabes que es muy probable de que la gente te mire como si hubiera visto un fantasma. Eso nos ocurrió y finalmente, después de preguntar a 6 personas, nos volvimos sin dar con el.

– Ayuda en la logística del viaje: cuidar el equipaje, realización de fotos, búsqueda de alojamiento, comprar billetes de avión, investigar cómo llegar del aeropuerto a la ciudad,…en mi caso, suelo hacerlo yo, porque me gusta y porque me consideran la “experta”.

– Ayuda inmediata en los momentos en que caes enfermo, tienes un accidente, te roban la cartera,…esta es la preferida de las madres, sin duda.

– Compartir momentos únicos. Ver una puesta de sol con tu pareja y/o con tus amigos en un sitio especial es un momento muy bonito.

– Sale más barato. No es lo mismo alquilar tu un coche que alquilarlo entre 4. Lo mismo pasa con el alojamiento, no es lo mismo pagar una cuádruple que una habitación individual. Incluso en los hostels, sale casi igual dormir en una habitación con tus amigos que en una literal en habitación compartida.

– Conoces más a la gente con quien viajas. Esto se podría ver como un inconveniente pero, personalmente pienso, que si un viaje te sirve para darte cuenta de esa amiga tuya que tanto dice quererte te la juega de viaje, entonces el viaje te habrá merecido la pena. Quizás en tu ciudad no hubieras visto esa cara de ella.

Inconvenientes:

inglaterra– Todo es más lento: tienes que esperar a que todos se arreglen para salir de casa, si vas andando a un sitio, quizás haya alguien que se pare a hacer foto a cada pequeña cosa que vea o a mirar escaparates, cada uno en su estilo.

– No decides tú. Todo lo que se hace tiene que estar acordado. Rezad para que no os toque el típico que quiere hacer o ir a donde los demás no quieren.

– No dispones de tiempo para pensar en tus cosas. Sobre todo si viajas con alguien que habla por 9 personas.

– Surgen roces de convivencia. Si eres ordenado y te toca viajar con alguien desordenado, puede que acabeis fatal. O si viajas con alguien que tarda 1 hora en arreglarse para salir de casa y tu te arreglas en un suspiro, seguramente esa persona acabará con tu paciencia.

VIAJAR SOLO

Ventajas:

– Independencia absoluta. Si quieres saltarte una comida, puedes. Tu decides lo que haces y a donde vas en cada momento.

– Estimula la necesidad de abrirse y confiar en extraños. Si vas con alguien casi nunca te molestas en conocer a la gente que te rodea.

– Refuerza tu autoestima. Si ves que eres capaz de hacer cosas por ti mismo que te veías incapaz de realizar, te sentirás mejor contigo mismo.

MARIA– Tus errores son tuyos. Si pierdes el tren porque te has entretenido como mucho te puedes insultar a ti mismo, pero seguro que no habrá discusión. Si el hotel no es como en las fotos, nadie se quejará.

– Vas más rápido. Como no tienes que esperar a nadie, vas más rápido a los sitios. A no ser que seas de esos que tardan 1 hora en estar listos 😉

– Te vuelves más cuidadoso. Haces repaso mental de lo que necesitas: “llevo la cartera, el móvil, el mapa,…vale pues ya me puedo ir a explorar la ciudad” Si vas con alguien, a veces confías en que el mapa lo lleva la otra persona.

Inconvenientes:

gafas.bmp

– Los tiempos muertos serán eternos. Sobre todo si no tienes batería en el móvil o no dispones de wifi.

– En caso de imprevistos, te las tienes que arreglar tu solo.

– Si no estás acostumbrado, puedes sentirte sólo y añorar a los que no están contigo.

– Por lo general, es más caro. Una ventaja de viajar acompañado que de vuelve inconveniente al viajar solo.

– No dispones de nadie de confianza que te guarde el equipaje o te haga la foto. Tienes que buscar a alguien que creas que no se va a ir corriendo con tu cámara mientras te hace la foto. Con el palo selfie, hemos solucionado una parte del inconveniente, pero no todo.

Yo nunca he viajado sola, soy una de esas personas a las que le da “miedo” viajar sin compañía. Quizás algún día me atreva a dar el paso.

3 Comments

  1. Todo tiene su inconveniente y ventaja como describes. A mi hay veces que me apetece perderme y descubrir nuevos rincones sola, donde encontrarme a mi misma es lo más importante. En cambio hay ocasiones que si no tengo cerca a mis chicos, no soy nadie.

  2. Jajajaja María, que bueno!!!, por mi experiencia te puedo decir que me gusta tanto una modalidad como otra, ya que he viajado sola, en pareja, con un grupo de amigas e incluso un grupo de treinta personas, en todos las ocasiones lo he pasado bien, aunque reconozco que el viajar sola es una pasada. Eso si, con Carmelo lo paso estupendo! un saludo 🙂

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*