Bares de Sevilla que no puedes perderte

Si hay una ciudad donde se come bien es Sevilla: tapas baratas, cerveza, tinto de verano y buena compañía. Para el que la tenga en su lista de pendientes, os dejo una lista de mis sitios preferidos (esos a los que vamos los sevillanos). Hay muchos más, pero os dejo una lista en función de los que os guste hacer/tomar:

avelino1. Un lugar pet friendly. El Avelino (Plaza de los Andes), no es sólo mi sitio preferido, sino también el de mi querida Lochi. Los perros son bienvenidos, se come bien y barato, ¿que más necesitamos? lo único “negativo” es no está céntrico, pero mirándolo por el lado positivo al no estar en el centro, podemos aparcar en la puerta. Eso sí, iros con tiempo, que siempre tiene mucha cola. 

2. Unas cervezas al sol. Qué mejor que los bares de la Plaza del Salvador cuando hace bueno. Os recomiendo ir los sábados y/o domingos sobre las 12 y  ya de ahí empezáis una ruta que nunca se sabe a qué hora se acaba 😉

3. Unas tapas ganadoras. Recientemente elegido por los usuarios de Yelp como uno de los 10 mejores sitios de España para comer, el Bar Eslava (Calle Eslava, 3) ofrece tapas diferentes con calidad-precio. 
mantecaito

4. Un mantecaito. No, no es un polvorón navideño, es una especie de serranito de lo más especial. Es un bocadillo de solomillo al whisky con patatas fritas en su interior. Delicioso y enorme. Lo podéis encontrar en La espero te esquina (Calle Corral del Rey, 10), en pleno centro de Sevilla.

5. Un piripi. Es la especialidad de la Bodeguita Antonio Romero (Calle Antonia Díaz, 19 y Calle Gamazo, 16). Se trata de un montaito que lleva lomo, tomate, bacon, queso y mayonesa. Buenísimo. 

6. Unas tapas con vistas a la Giralda. En plena calle Mateos Gago, se encuentra uno de los clásicos de Sevilla. Siempre a reventar, la Bodega Santa Cruz Las Columnas (Calle de Rodrigo Caro, esquina Mateos Gago), es uno de los mejores sitios para reunirse mirando a la Giralda. 

postura7. Un postura. Muchos os acabáis de quedar igual, pero el postura es un clásico de Sevilla que no hay que perderse. Se trata de un vino dulce con un chorizo de ginebra, ron, cognac o ponche. Además de estar bueno, es barato (1,50€). Os recomiendo el de ron, es el que yo tomo. Lo podéis encontrar en el Bar con el mismo nombre (Calle Real de la Carretería, 6). 

8. Cócteles a buen precio. Los que me conocen saben que soy súper fan de los cócteles de Friday´s (viva su happy hour), pero prefiero recomendaros algo más “typical sevillano” Justo detrás de las Setas se encuentra la Cacharrería (Calle Regina, 14), donde podréis encontrar mojitos y capirinhas a 2,50€. Según cuentan, los desayunos merecen la pena, aunque yo sólo he ido a por caipirinhas. 

9. El bar más antiguo de Sevilla. El Rinconcillo (Calle Gerona 40), es uno de esos bares donde los camareros siguen apuntando las comandas con tiza en la barra. Un sitio clásico donde tomarse unas espinacas con garbanzos o un buen cuenco de salmorejo, entre otras cosas. 

 mercado10. Para indecisos. Os recomendamos ir de mercados. El más famoso es el Mercado Lonja del Barranco al que os recomiendo ir. Pero yo personalmente prefiero el Mercado de Triana, justo al cruzar el puente del mismo nombre. Un sitio donde podrás comprar pescado, visitar la fábrica de Cervezas Taifa o comer en sitios tan diversos como un sitio de tapas “typical spanish” o comer en la Ostrería-Sushi, una mezcla rara a priori, pero deliciosa en la práctica. 

11. Un vino de naranja. Muy cerca de las Columnas se encuentra el Bar Ávaro Perejil (Calle Mateos Gago, 20), donde se puede tomar el famoso vino de naranja traído de Moguel (Huelva) hace muchos años por Juan García Avilés, siendo pioneros en la venta de este delicioso vino. 

embarcadero12. Unas copas con vistas al río. Uno de los sitios con más encanto para tomar una copa es El Embarcadero  (Calle betis, 73).  Un sitio un poco escondido pero que merece la pena visitar por sus vistas. 

13. Las mejores croquetas. Cualquier sevillano te dirán que son las del antiguo Ovidio, actual Casa Ricardo (Calle Hernán Cortés, 2).  El bar está decorado al más puro estilo cofrade.

14. Una decoración única. En El Garlochí (Calle Boteros, 26). Un bar tan cofrade que hasta su bebida estrella es la “sangre de cristo“ (whisky, granadina y cava, con mucho hielo). 

15. Unas tapas que parecen raciones. No es de extrañar que siempre esté a reventar, porque la Taberna Coloniales (Plaza Cristo de Burgos, 19 y Calle Fernández y González 36), es uno de los mejores sitios para tapear. Sus tapas están buenísimas y tienen una relación calidad-precio inmejorable. 

Os recomiendo visitar mi post sobre Sevilla y sobre los mejores bares de Barcelona

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*